Chaoko, el frikismo llevado al extremo

¿Cuánto tiempo perderá cada mañana para “arreglarse”?