Llevaba en el talego desde diciembre del año pasado porque ella…





Llevaba en el talego desde diciembre del año pasado porque ella se inventó que había sido secuestrada por él.

La geolocalización de los móviles aportada por el abogado defensor, demostró que la versión del procesado era la que se ajustaba a la realidad.

Y para la gente que cree que es la excepción que confirma al regla (van ya unas cuantas)…

Otro caso, más jodido, del mismo lugar, hace 8 meses. El tribunal coruñés decidió condenarlo por vioIación y maItrato a sus 3 hijastras, a pesar de la ausencia de indicios probatorios. Aquí no había mentiras destapadas, simplemente no había pruebas, ni siquiera indicios.

Espero sentado a los paladines de la yustisia, a que vengan a decirme que el acusado no es el que tiene que demostrar su inocencia, con cifras de nosedonde, y artículos de nosequién. Los hechos no admiten réplica. Y esperad sentados a que se deduzca testimonio contra esta pájara, que el año pasado solo se hizo 3 veces, y en dos de ellas fue porque la parte acusadora se echó atrás y mintió para proteger al agresor :S. Espero que lo hagan, porque es obvio que ha mentido.

Como ya he dicho más veces: el testimonio de la supuesta víctima puede ser prueba de cargo suficiente para enchironar a un hombre (aberrante), si mantiene la acusación en el tiempo, es coherente (sin contradicciones), y va acompañada de “indicios periféricos” (un informe psicológico ayuda, por ejemplo). En casos en los que la víctima ha sido retenida y/o no se puede aportar absolutamente nada, la última parte en algunos casos no es necesaria (como parece ser el que nos ocupa). Si el tío no tiene coartada, está directamente en la mierda.

Enviado por @plzkthxbye.

Por cierto, podéis ver el vídeo que hice ayer sobre estos temas.