Un buen samaritano ayuda a la policía de Columbus a detener a un…



Un buen samaritano ayuda a la policía de Columbus a detener a un sospechoso que iba armado.

Ese movimiento de pierna seguramente salvó la vida de aquel chaval de 18 años que corría con un arma en la mano. Porque la policía no necesitó hacer uso de sus armas para reducirlo y evitó un momento de tensión que podría haber acabado con su vida.

“Gracias Bill por estirar la pata”.