Da cierta grimilla, pero es clínicamente interesante – Por eso hay que cuidar lo que comemos y cocer bien la carne