Esta niña japonesa y su caniche gigante son la pareja de amigos más adorables que verás hoy