Mientras tanto, en Japón…

Un día más en la oficina.

samurais